La polinización y las abejas

Las abejas como agentes de la polinización

En diciembre del 2014, en Gijón, Antonio Gomez Pajuelo dió una ponencia sobre la polinización y uso de fitosanitarios en relación con las abejas, yo no pude acudir pero fueron unos amigos que me dejaron sus apuntes y tras una larga charla me describieron los temas tratados. Aqui voy a dejar reflejados los aspectos mas relevantes y curiosos sobre las abejas y su importancia como agentes de polinización.

Las abejas son las responsables del 80% de la polinización mundial. Cada especie de abeja tiene sus propias preferencias con respecto a las flores que cosechar, y esta preferencia viene marcada principalmente por su genética.

la polinización, campo de flores junto a las colmenas

Cómo elige la flor:

Por el Color: es un indicador a larga distancia, las flores con colores vivos se ven mejor y les indican la zona a la que tienen que llegar.

abeja-polinizando-marruecos

Por el Olor: es un indicador a corta distancia. Las flores con un olor prominente les indican a las abejas que están sexualmente activas y que puede recoger polen de ellas.

Por su Morfología: dependiendo de la forma de la flor la abeja podrá o no realizar la polinización. Hay especies de abejas con una lengua corta que no llega a todas las flores. Generalmente prefieren flores sobre las que puedan entrar frontalmente. Cuando tienen que entrar desde el lateral sólo chupan el néctar y no polinizan correctamente. Un ejemplo de este tipo de flores es la del Kiwi que, debido a su posición colgante, no resultan atractivas para la recolección.

la polinización, el kiwi no le gusta a las abejas

Por la recompensa alimenticia que ofrece: Prefieren flores de las que pueden obtener polen (azúcares, proteínas, grasas y vitaminas) y néctar (azúcares).

 Cómo recogen el polen:

Las abejas están recubiertas por un pelo plumoso tanto en el cuerpo como en sus patas que le permite ir añadiendo los granos de polen hasta que forman unas pelotas lo suficientemente abundantes como para llevarlas a las colmenas.

la polinización de las flores del trebol

la polinización en las flores de Alicante

Cuando una abeja comienza a recoger en una especie concreta no varía dicha planta hasta que agota su floración, generalmente eligen la floración más abundante en la zona, es decir, si están en una pomarada no pararán de recoger en las flores del manzano hasta que se acabe.

Las abejas tienen muy en cuenta las condiciones meteorológicas a la hora de salir a recolectar:

El Viento: con vientos superiores a 20 km/h no recolectan. Las obreras vuelan a 20 km/h. (40km/h la reina y el zángano durante el vuelo nupcial).

La LLuvia o la Tormenta: Las abejas detectan las corrientes eléctricas y, normalmente, 20 minutos antes de llover regresan a la colmena. Comentaba A.G. Pajuelo que los  linajes del norte de la peninsula pueden volar si la lluvia no es muy abundante, sin embargo, las abejas del sur no pueden volar mientras esté lloviendo.

refraneru asturianu “La abeya asturiana cuando orbaya, si quier, trabaya” 

La Temperatura: El óptimo para los insectos en general oscila entre 15 – 26ºC. En el caso de Asturias pueden llegar a aguantar temperaturas más bajas .

El sol: cuantas más horas de sol más actividad tiene una colmena.

Cómo ayudamos a las abejas desde la apicultura para favorecer la polinización:

La clave principal es conseguir una colmena sana y con población abundante. La puesta en la cámara de cría va a depender de muchos factores:

La edad de la reina: una reina vieja pone pocos huevos.

La Temperatura: la cámara de cría debe estar a 35ºC, el descenso de temperatura hace que disminuya la puesta de la reina.

Se puede estimular la puesta alimentado 6 semanas antes de la floración con: Jarabe: 50% de agua y 50% de miel y azúcar. 1’5 l. a la semana. Masa: 10% de levadura de cerveza, 10% polen, amasado con miel y azúcar en polvo. Dar 150gr a la semana.

Atrás                                                                                          Arriba